La Asociación de Educadores del Meta (ADEM), apoya las diferentes acciones de protesta pacifica que adelantan los sectores productivos, económicos y sociales de la región, producto del cierre de la vía Bogotá – Villavicencio._

Los educadores del Departamento, exigimos al Gobierno Nacional, se destinen los recursos que sean necesarios para mitigar los riegos y brindar seguridad a los usuarios que se movilizan por la carretera que conecta el Meta con el interior país.

Las pérdidas son incalculables y hasta el momento – no vemos acciones del gobierno – que mitiguen los efectos negativos a la economía local y regional.

Ganaderos, arroceros, empresarios de la construcción, hoteleros, sector turístico entre otras líneas de la economía del Departamento, vienen siendo afectadas por los continuos cierres del carreteable producto de los deslizamientos constantes.

Los metenses estamos cansados de la indiferencia del estado ante la situación crítica de la vía que conecta los Llanos Orientales con la capital de la república.

El Meta se encuentra aislado del resto del país, generando una enorme crisis económica; desabastecimiento de los productos básicos de la canasta familiar; escaces de materiales para la construcción, etc.

Dicha situación ha creado un aumento al valor de los de los productos de primera necesidad para los ciudadanos, afectado el bolsillo de las clases menos favorecidas.

La Junta Directiva de ADEM, apoya y acompaña las distintas acciones de reclamo manifestación y protesta pacífica de la sociedad metense que contribuyan a la exigencia colectiva de tener una vía en perfectas condiciones que contribuya con el desarrollo de la región y la dinámica económica local.

Una de las comunidades que está sintiendo los efectos negativos de la problemática de la vía Bogotá – Villavicencio, es la población infantil y jóven del Departamento.

Esto debido al incremento de los precios de los productos de primera necesidad, combustibles, entre otros, generando gastos adicionales a las familias de bajos recursos. Situación que genera inasistencia de los niños y jóvenes a las aulas de clase de las instituciones educativas del Meta.

Esperamos que el Gobierno Nacional, adopte las medidas necesarias y destine el presupuesto que logré superar la crisis de la arteria vial más importante de los Llanos Orientales.

JUNTA DIRECTIVA CENTRAL DE ADEM